miércoles, abril 17, 2024

Top 5 de la Semana

Minuto a Minuto

¿Quién fue Matthew Perry, el querido y simpático Chandler de Friends?

Hoy se dio a conocer la muerte del actor Matthew Perry a los 54 años de edad, famoso por su personaje de Chandler Bing en la popular serie «Friends».

Hasta el momento, se desconocen de manera oficial los motivos de su muerte, pero la policía de Los Ángeles reveló que el actor se ahogó en el jacuzzi de su casa, sin embargo, previamente habían recibido un reporte de un ataque cardiaco, según publicó el medio estadounidense TMZ.

Para recordar al artista hoy te platicamos un poco sobre su trayectoria a lo largo de los años.

¿Quién fue Matthew Perry?

Matthew Langford Perry fue un actor estadounidense-canadiense, que consiguió fama internacional gracias a su papel el de Chandler Bing en la serie Friends de NBC, por la que obtuvo una nominación a los Emmy en 2002.

La exitosa comedia de los 90, que duró 10 temporadas, le dio reconocimiento mundial y convirtió a su personaje en uno de los favoritos del público.

El artista también incursionó en el cine, principalmente en comedias, como Casi héroes, Tango para tres, Falsas apariencias, Mi encuentro conmigo, 17 otra vez y Un impulsivo y loco amor, película recordada por haber hecho pareja con la mexicana Salma Hayek.

El actor había estado fuera de escena durante mucho tiempo, sin embargo, su biografía lo puso de nuevo en bajo los reflectores en noviembre de 2022 pues en ella reveló el sufrimiento que vivió por su adicción a las drogas, al alcohol y a los analgésicos.

«Durante los años que trabajé en la serie sufrí unos cambios de peso que abarcaron desde los 58 a los 102 kilos. Si prestas atención a mi aspecto de una temporada a otra puedes seguir la trayectoria de mi adicción: si gano peso, es por el alcohol; si estoy delgado, es por las pastillas. Y si llevo perilla, es porque estoy tomando muchísimas», describió en su libro.

Friends, un antes y un después para Matthew Perry

Por otro lado, platica como la llegada de Friends fue un antes y después en su carrera, que pese a convertirse en una de sus mayores satisfacciones también terminó por volverse su infierno.

Lo anterior, debido a la presión que con el éxito de la serie se desencadenó en él al querer seguir conquistando a su público, que en ocasiones ya ni siquiera se reía de su interpretación de Chandler.

«Cuando el público que asistía a los rodajes en directo no se reía, me quería morir. Y aquello no era sano. Ya lo sé. Pero si decía una frase y no se reían, me ponía a sudar y me daban convulsiones. Si no lograba arrancar las carcajadas que esperaba, me volvía loco. Y me sentí así todas y cada una de las noches», confesó el actor.

Populares