viernes, marzo 1, 2024
spot_imgspot_img

Top 5 de la Semana

Minuto a Minuto

Por qué van los hombres al urólogo

De acuerdo a los expertos, los hombres acuden al urólogo mucho menos de lo recomendable. Socialmente no está extendida la necesidad de realizar revisiones que garanticen la detección de cualquier tipo de trastorno lo antes posible.

De hecho, la revisión ginecológica en las mujeres está mucho más establecida que en los hombres, por ello resulta más fácil detectar cualquier anomalía o problema y tratarlo con rapidez.

Los profesionales afirman que no es frecuente que los varones acudan al urólogo para realizarse una revisión, sino que lo hacen para consultar sobre algún tipo de problema que ya ha aparecido.

Los motivos de consulta más frecuentes a los urólogos, se relacionan con temas relacionados con la virilidad: problemas de disfunción eréctil o de eyaculación precoz.

A pesar de que para problemas de fertilidad, las mujeres suelen consultar con mayor frecuencia al especialista, los profesionales afirman, que una vez que se detectan, los hombres participan activamente en el proceso y se implican en la realización de las pruebas pertinentes.

Las pruebas que se suelen realizar en el hombre para averiguar si existen problemas de fertilidad son:

– pruebas de tipo anatómico, con una exploración física inicial, en la que podrían diagnosticarse y tratarse con estudios del líquido seminal, para comprobar si existen problemas de producción de líquido seminal.

– estudio andrológico, en el que se analiza, mediante un espermiograma, la cantidad, la movilidad y la morfología (forma) de los espermatozoides.

¿En qué consisten los problemas urológicos que más preocupan a los hombres?

Como hemos mencionado anteriormente, aquellos problemas asociados a la virilidad, son los que más motivan a los hombres a acudir al urólogo.

La disfunción eréctil se define como la incapacidad total o parcial, temporal o permanente de tener una erección adecuada para tener una relación sexual satisfactoria. Su prevalencia es más alta de lo que puede parecer y suele afectar no sólo en la calidad de la vida sexual de la persona sino en su bienestar psicológico, causando gran frustración.

No es un problema propio de la edad, aunque es producto de otras enfermedades que pueden aparecer con el paso del tiempo, tales como la diabetes, la hipertensión arterial y enfermedades relacionadas con el nivel de grasas en sangre. También existen causas anatómicas y hormonales, por lo que es necesario consultar al urólogo lo antes posible para que detecte su origen.

Otro problema por el que suelen acudir los hombres a consulta urológica es la eyaculación precoz, que se refiere a la eyaculación que se produce anticipadamente durante el coito, ya sea antes o inmediatamente después de la penetración. En estos casos, el hombre carece de un control voluntario sobre su eyaculación, llegando al clímax antes de tiempo y causando frustración y aflicción tanto en él como en su pareja.

Si tienes dudas o requieres mayor información, acércate a los especialistas del portal Urólogos en Mérida.

 

Populares