lunes, junio 24, 2024

Top 5 de la Semana

Minuto a Minuto

Pandemia resurge en Europa; los pobres se multiplicarán en el mundo

La nueva ola de rebrotes del coronavirus avanza de manera preocupante en Europa y obliga a nuevas restricciones contra una pandemia incontrolable, que no cede en América Latina y puede sumir a 100 millones de personas en la pobreza extrema en el mundo.

Desde que la enfermedad apareció en China en diciembre pasado, ha provocado al menos 793 mil 847 muertos en el mundo y contagiado a unos 22.7 millones de personas, según un balance establecido hoy por AFP a partir de fuentes oficiales.

Las cifras de nuevos casos de infección en 24 horas publicadas ayer en Francia, Italia, Alemania o España son preocupantes y muestran un repunte de la pandemia, en buena parte debido a los desplazamientos en las vacaciones de verano.

En España, se registraron ayer 7 mil 039 nuevos casos en 24 horas. En Francia, 4.771, un aumento inédito desde mayo. En Italia, 845 contagios, mientras que en Alemania se detectaron 1.707 nuevas infecciones. «Las cosas no van bien», dijo Fernando Simón, encargado de monitorear la evolución de la epidemia en España.

Berlín, que está en alerta frente a una amenaza creciente de segunda ola, declaró zonas de riesgo prácticamente toda España y una parte de las costas turísticas de Croacia -destinos populares de los turistas alemanes- e impuso pruebas y cuarentenas a la vuelta. A pesar del fuerte repunte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) cree que la pandemia puede ser gestionada en Europa sin volver al confinamiento obligatorio.

Pero no sólo en Europa se da ha dado marcha atrás en la apertura tras meses de confinamiento. Con hospitales desbordados por enfermos de covid-19 y los heridos de la mortífera explosión del 4 de agosto en el puerto de Beirut, Líbano, que enfrenta tasas récord de contagios, entra este viernes de nuevo en confinamiento, con un toque de queda diario durante la noche.

El país, que registra oficialmente 9 mil 758 casos de coronavirus (107 muertes), está «al borde del abismo», advirtió el ministro de Salud, Hamad Hassan.

Covid-19 en América Latina

Casi una tercera parte del saldo mortal lo sufre América Latina (252 mil 233 decesos), donde la pandemia está acentuando la pobreza y la ya de por sí marcada desigualdad, amenazando con borrar una década de lentos avances sociales.

​Miles de familias han enfrentado el dilema de llenar el estómago o ponerse a salvo del contagio. En el peor de los casos, no han podido eludir ni el hambre ni la enfermedad.

«A causa de esta pandemia quedé desempleada. Hay días que hasta nos saltamos una comida porque la situación está difícil», cuenta Milena Maia en la favela de Heliópolis, una de las mayores de Sao Paulo. Después de Estados Unidos (174 mil 290 decesos con 5 millones 575 mil 386 contagios), los países con más víctimas mortales en el mundo son Brasil con 112 mil 304, México (59 mil 106), India (54 mil 849 muertos) y Reino Unido (41 mil 403 muertos).

América Latina representa un 9 por ciento de la población mundial y ha registrado en los últimos dos meses el 40 por ciento de las muertes mundiales. Esto «nos da una idea del impacto tan grande que ha tenido», dijo Luis Felipe López-Calva, director para América Latina del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), quien prevé un retroceso «de hasta 10 años en los niveles de pobreza multidimensional», ante la falta de políticas eficaces.

Sólo en la región, según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), la pandemia hundirá en la pobreza a 45 millones de personas, con lo que el total ascenderá a 231 millones, el 37.3 por ciento de la población latianomericana. Y en todo el mundo puede empujar a 100 millones de personas a la pobreza extrema, más de lo estimado anteriormente, dijo el presidente del Banco Mundial, David Malpass.

«Decisiones difíciles»

Mientras tanto, la factura económica de la pandemia no deja de crecer. El crecimiento del sector privado en la zona euro se desaceleró en agosto tras una fuerte recuperación en julio, debilitado por un repunte de la pandemia, afirmó este viernes el gabinete Markit. Y en el Reino Unido, la deuda pública superó a fines de julio el umbral de los dos billones de libras (2,61 billones de dólares, 2.2 billones de euros) por primera vez, anunció este viernes la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS).

El impacto es tan brutal que el ministro de Finanzas, Rishi Sunak, advirtió que será necesario tomar «decisiones difíciles». Primera economía europea, Alemania va a romper con su ortodoxia presupuestaria y va a tener que recurrir de nuevo al préstamo para financiar un déficit presupuestario importante en 2021, anunció este viernes el ministro de Finanzas.

A los problemas económicos se suma el agravamiento de problemas sociales debido a la pandemia. En las precarias cárceles de Brasil, por ejemplo, el coronavirus aísla aún más a los presos de sus familias y muestra la deficiencia de los servicios sanitarios.

«Tengo miedo de perder a mi marido en la cárcel. Nunca hubo una atención [médica] adecuada, pero ahora la preocupación es mayor porque lidiamos con un enemigo invisible», dijo Mónica, cuyo esposo está detenido desde hace cuatro años en el estado de Sao Paulo.

Populares